La falta de tiempo no está reñida con la originalidad en la cocina. Aunque a priori parezca contradictorio, se puede ser creativo sin necesidad de invertir tiempo en exceso entre fogones. Los productos congelados, que además de conservar todos los nutrientes de los alimentos, vienen listos para preparar, facilitan el camino para conseguirlo. De hecho, permiten hacer malabares con el reloj a la hora de preparar recetas en principio muy laboriosas por el tratamiento previo que requiere su ingrediente estrella.

Es el caso del rey de la gastronomía gallega: el pulpo. Y es que ‘asustar’ a este molusco, como se conoce popularmente su particular forma de cocción para ablandar su carne, puede convertirse en una pesadilla para inexpertos. De ahí que recomendemos el pulpo congelado, listo para comenzar a cocinar, si no sois duchos en la materia o el tiempo no es precisamente lo que os sobra.

Ya os hablamos de algunas de las variedades de pulpo de Mariscos Apolo, donde contamos con un cocedero profesional exclusivo para su preparación, así como de las propiedades de este exquisito fruto del mar, beneficioso para las defensas, la prevención de determinadas enfermedades (contiene vitaminas B y E) y el cuidado de la línea, dado sus bajos niveles de grasas saturadas.

En esta ocasión, queremos resumir cinco recetas poco convencionales para disfrutar de su sabor. Gracias a ellas podréis ganaros el corazón de vuestras amistades conquistando su estómago, sin necesidad de echar horas extra entre fogones. En algunas aprovechan el agua de cocer el pulpo, ingrediente que podéis sustituir por caldo de pescado, si las variedades congeladas que usáis ya vienen cocidas –como las nuestras. Sabiendo esto podéis colocaros el delantal para poneros ¡manos al pulpo!

1. Cilindro de patata, pulpo y vinagreta

Pese a sus sencillos ingredientes -pulpo cocido, patata, aceite de oliva, pimentón dulce, pimiento verde, pimiento rojo, cebolla y vinagre- esta delicatessen luce por su sabor y creativa presentación. Podéis seguir la receta de Hola o esta variante de Recetax en la que introducen bonito en su elaboración.

recetas con pulpo congelado

Cilindro de patata con pulpo.

2. Coulant de pulpo

De sabrosa y jugosa textura, gracias a la yema de huevo que guarda en su corazón, este coulant de pulpo de Recetin promete como plato estrella en una agradable cena.

recetas con pulpo

Coulant de pulpo.

3. Arroz salvaje con pulpo

Si aún no habéis cocinado con arroz salvaje o zizania, como se conoce a la semilla negra de una planta acuática de América del Norte que parece arroz, pero que en realidad no lo es, tenéis una oportunidad única combinándolo con un manjar como el pulpo. Con este paso a paso de Recetas Diarias conseguiréis que la pareja sorprenda a los paladares más refinados.

arroz-salvaje-con-pulpo

Arroz salvaje con pulpo.

4. Nigiris de pulpo a la gallega o ‘sushi’ de pulpo

¿Aficionados a la comida nipona? En caso afirmativo, sin duda, éste es vuestro plato. Eso sí, tendréis que salir de compras porque sus ingredientes son comunes en las despensas orientales, pero no en las mediterráneas. Tomad nota porque necesitaréis arroz para sushi y wasabi, condimento que habréis saboreado en más de una ocasión en restaurantes japoneses. En Directo al Paladar explican cómo preparar esta deliciosa receta.

recetas con pulpo

5. Pulpo en tempura

A base de pulpo, tomate concasse (es decir, cortado muy fino), pesto, cebolla, parmentier de patata (puré de patata y trufa) y tempura podéis dejar boquiabiertos a vuestros invitados con esta receta distinta, pero muy fácil de elaborar. En CharHadas Televisión indican cómo hacerlo. Si preferís una variante más sencilla, pero igualmente deliciosa, ésta de Arrástrame a tu cocina en la que se acompaña el pulpo con pimientos del piquillo tiene muy buena pinta.

recetas con pulpo

Tempura de pulpo.

Con éstas recetas con pulpo sobre la mesa, solo nos falta desearos ¡bon appétit!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *