El pasado día 15 de febrero empezó en España una nueva edición del ‘Mes del congelado’, una iniciativa puesta en marcha hace más de diez años por AECOC a través de la Plataforma del Congelado que pretende reivindicar la importancia y el valor añadido de productos congelados, algo digno de apoyar y de difundir, dado que el 99% de los hogares españoles consumen este tipo de productos, que nosotros mismos preparamos y distribuimos por todo el país, y también vendemos en nuestras tiendas de Mariscos Apolo.

Dicha plataforma está integrada por algunos de los fabricantes más importantes con presencia en España, y este ‘Mes del Congelado’ será visible para el usuario a través de los supermercados e hipermercados -por ejemplo, en Carrefour, donde también estamos nosotros presentes-. La iniciativa culmina con dos premios, uno para la cadena de supermercados o centro comercial que mejor ambiente su sección de congelados y otro para aquella empresa que mejor transmita los valores de la campaña.

De manera virtual y paralela, desde este blog, vamos a participar destacando nuestro pulpo congelado, que es una auténtica delicatessen muy propia de nuestra cultura gastronómica. ¿Sabíais que para prepararlos en casa, si no somos expertos en pulpo y no sabemos ‘asustarlo’, lo mejor es tener el pulpo congelado y descongelarlo antes de cocerlo? Probad este truco, funciona.

Pulpo congelado de Apolo

En nuestro catálogo contamos con muchos formatos de pulpo congelado, siendo un producto en el que destacamos por, entre otras razones, tener un cocedero profesional exclusivamente para él. En nuestro caso, se trata de pulpo pescado y traído de Marruecos, que está considerado como uno de los mejores del mundo por su carne tierna -sin colorantes ni conservantes, claro-. Por un lado, están las bandejas de 500 gr., 1 kg. y 1.5 kg. La más pequeña es muy útil para una cena en casa con amigos. Las otras dos son muy prácticas para establecimientos y restauración.

También contamos con la pata de pulpo congelado en rodajas, empaquetadas en estuches de 200 gr. Ideal para una tapa, rápido de descongelar o para comer una persona. A la hora de preparar un salpicón de marisco, o una refrescante pipirrana malagueña, lo más recomendable es una rodaja de pulpo en bolsa de 1 kg.

O podemos pensar en patas enteras envasadas al vacío. Ocupa poco espacio, lo puedes cortar al gusto y es ideal para comer en familia. El pulpo cocido en flor está perfectamente preparado y envasado para sacarle el máximo partido en restaurantes, hoteles y grades celebraciones, donde se va a consumir en grandes cantidades y hay que mirar el gasto con más detalle.

Como ocurre con otros moluscos y mariscos, el pulpo contiene altos niveles de zinc, que como vimos en el post anterior, participa en el desarrollo de los órganos sexuales y mantiene las defensas de nuestro organismo. Aporta vitamina B y E, está recomendado para contrarrestar muchas enfermedades y para seguir determinadas dietas, dado que tiene niveles muy bajos de grasas saturadas, tiene buenos niveles de calcio y de hierro, ayuda a controlar el colesterol… ¡Una joya! Sólo habría que poner peros a la hora de consumirlo a aquellos que sufran de hipertensión (por el sodio) o de problemas estomacales (es más difícil de digerir).

Si además se trata de pulpo congelado, tendremos la ventaja de tener un producto de la máxima calidad y con una carne totalmente tierna, algo difícil de conseguir con el pulpo fresco, como decíamos antes. ¡Os animamos a probarlo!


4 Respuestas a “‘Mes del congelado’ en España: el pulpo congelado”

  1. jose enrique marcos diez

    me gustaria que me mandarais precios de pulpo congelado entre 1klg hasta 1.5 klg

    Responder
  2. Francisco Rubio Valdés

    Buenas tardes,
    Me gustaría conocer su producto Pulpo cocido congelado y tarifa, así como condiciones de envío para hostelería.
    Saludos cordiales

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *