Como os podéis imaginar, según se acercan las Navidades se incrementa el trabajo con el marisco congelado en Apolo. Una empresa como Apolo, especializada desde hace décadas, entre otros productos bajo cero, tiene en estas fechas una de sus razones de ser. Por eso estamos enviando a nuestros clientes habituales desde hace ya unas semanas un catálogo especialmente diseñado para estas fiestas con precios adaptados -si lo queréis recibir, contactad con nosotros-.

De dicho catálogo, vamos a destacar diez productos fundamentales, que consideramos recomendaciones especiales. Con todo, el tema del marisco en Navidad es una cuestión de gustos.

Top ten de marisco congelado para estas fiestas

1. Langostino cocido tigre

Langostino tigre congelado

Langostino tigre congelado de Apolo.

Probablemente sea una de las opciones más económicas, pero también más populares. El langostino cocido tigre de Apolo viene en estuches de 500 gramos y es el producto indispensable, obligatorio para un ‘fondo de armario’ (si nos permitís el simil con el mundo del estilismo). Ideal para grandes reuniones o para situaciones en las que hay que servir marisco a muchas personas.

2. Langosta cruda

La langosta cruda se comercializa en cajas de 4 o de 8 unidades, si bien con la diferencia de precio compensa más la segunda opción. Es un producto más caro, pero es todo un símbolo del crustáceo y un emblema del marisco congelado. Tanto a la plancha como cocida, la langosta tiene un sabor propio y con muchísima personalidad, por lo que recomendamos buscar recetas sencillas que le dejen todo el protagonismo.

3. Carabinero selecto

Marisco congelado, carabinero, venta online

Carabinero selecto de Apolo

El carabinero de Mariscos Apolo, rojo intenso y de gran tamaño, es una de las joyas de la corona. Con una carne firme y sabrosa, estos primos lejanos del langostino son de categoría superior, y simplemente a la plancha son un manjar que, además, puede distinguir bastante una mesa de Navidad. Quizás no habíais pensado en ellos para estas Fiestas, pero nosotros os los recomendamos. Además, siendo un marisco congelado más caro de lo habitual, hemos conseguido fijar un precio bastante atractivo.

4. Zamburiñas crudas

zamburiñas crudas, venta online

Zamburiñas, ejemplo de presentación.

Hemos dudado entre recomendaros las zamburiñas crudas congeladas o la clásica vieira. Ambas opciones son buenas, pero la zamburiña es sólo un poco más cara -apenas nada- y marca un punto de diferencia. Las zamburiñas son moluscos más pequeños que las vieiras, pero su sabor es mucho más intenso. Una norma fundamental para el marisco congelado en Navidad es que menos es más, como decía Van der Rohe; mejor una pieza de marisco con una intensidad inolvidable que un atracón de mariscos sin sabor.

5. Bogavante congelado cocido

En realidad es igual, bogavante cocido o crudo, depende de la presentación y de la forma en que se vaya a cocinar. Tenemos bogavante congelado de gran calidad, siendo como es un crustáceo tan amigo de la gastronomía española. Un bogavante en la mesa es un homenaje. También se puede hacer a la plancha, pero lo que más conocemos es el típico arroz con bogavante. Os recomendamos esta receta de Directo al Paladar. Es algo espectacular.

6. Buey de Mar

Otra delicia muy conocida de nuestra cocina, especialmente desde la gastronomía gallega, que es consumido tras una buena cocción. El Buey de Mar cocido congelado es, gracias a las nuevas técnicas, un producto de una extraordinaria calidad y similar al fresco. Ya era uno de los mariscos congelados que aguantaban mejor la congelación, pero en la actualidad comprarlo preparado es de lo más recomendable. Recordad que es un crustáceo carnivoro de bajamar, emientemente nocturno, y que si queréis diferenciar al macho de la hembra tenéis que mirar su abdomen (en las hembras es más ancho). Sobre cuál es mejor, depende de gustos.

7. Cigala cruda

Cigala cruda congelada y lista para cocinar. Es otro clásico que no puede faltar en una mesa de Navidad o Nochevieja, rico en vitaminas B3 y B5 (o lo que es lo mismo, bueno para el sistema circulatorio y el nervioso) y con pocas calorías. Al contrario que, por ejemplo, el Buey de Mar, vive en los fondos marinos, con un estilo de vida muy solitario. El atractivo de comprarla congelada está en el precio, más asequible, manteniendo un nivel de calidad exquisito.

8. Gamba de Huelva

Gambas de Huelva congeladas, venta online

Gambas de Huelva.

Es una de las señas de identidad gastronómicas de Andalucía, y a Huelva atrae una gran cantidad de visitantes que las quieren catar bien frescas. Tienen una carne blanca, fina y sabrosísima, cuerpo alargado y plano, con un caparazón delicado. Ideal para las gambas al ajillo. Es una de las posibilidades del marisco congelado muy a tener en cuenta.

9. Pata de pulpo

Aquí nos gustaría destacar que, además de disponer de un cocedero de marisco profesional, en Mariscos Congelados Apolo tenemos un cocedero especial para pulpo, un alimento que requiere de sus propias consideraciones, para que tenga una calidad óptima. Disponemos de envases de 400 gramos de pata de pulpo cocida mixta de 400 gramos, lista para ser troceada al gusto y emplatada como pulpo a la gallega con toda facilidad. Al no ser tan típicamente navideño hemos querido incluirlo en la lista para aquellas celebraciones navideñas que quieran marcar una diferencia.

10. Mariscada cocida

Mariscada cocida congelada, venta online

Mariscada cocida de Mariscos Apolo.

Y si pensamos en simplificar la tarea, hemos de destacar el equipo completo de marisco congelado de Apolo, una mariscada cocida combinada que incluye algunos de los mejores productos ya citados en esta lista y preparados para servir.

Esto no es todo, ni mucho menos. Ese catálogo de marisco congelado al que nos referimos incluye más referencias, y os animamos a solicitarlo en esta dirección si queréis más información. ¡Que no falte marisco en vuestras mesas estas fiestas!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *