Todos hemos oído hablar ya de los beneficios del Omega 3. Lo podemos consumir en suplementos dietéticos, proveniente de algunas fuentes vegetales e incluso encontramos la etiqueta en leche y huevos del supermercado, pero la mejor forma de consumirlo sigue siendo, y será, en el pescado, sobre todo el azul (con permiso de las nueces). En realidad, comer todo tipo de pescado es siempre recomendable. Y ahora que han terminado las fiestas, más si cabe.

Beneficios del Omega 3

Estos ácidos grasos poliinsaturados son de lo más saludables. Los beneficios del Omega 3 van a ser agradecidos especialmente por nuestro corazón, ya que estudios recientes (años 90) apuntan a que un alto consumo de pescado azul (que contiene mucho Omega 3) es inhibidor de placas en los vasos sanguíneos, lo cual beneficia al sistema circulatorio, reduciendo la presión arterial. Es por tanto un alimento más que recomendado para afectados por enfermedades cardiovasculares (en Japón consumen muchísimo pescado azul y sus problemas de corazón son muy bajos).

El Omega 3, el colesterol y el cerebro

En la sangre también influye en el nivel de colesterol LDL (el malo) y del colesterol HDL (el bueno), aunque hay que decir que no está comprobado que funcione en todo tipo de personas y depende del resto de la dieta. De hecho, disminuye la cantidad de triglicéridos (demostrado por la Universidad de Maryland), pero para notar un efecto positivo sobre el colesterol en sí, parece que es necesario combinar el consumo de Omega 3 con una dieta equilibrada y la práctica de deporte. Parece una perogrullada, pero es así. El ácido graso poliinsaturado es recomendable para combatir el colesterol, pero no es un factor determinante.

Omega 3 y deporte

También se han realizado estudios que vinculan el consumo de Omega 3 y el estado psicológico, llegando a afirmarse que pueden reducir los riesgos de depresión y de depresión posparto en las embarazadas. Pero en otras ocasiones se ha sentenciado que contribuye a frenar el deterioro del cerebro, y la Universidad de Iowa, recientemente, ha desmentido que beneficie la capacidad intelectual o que retrase el deterioro cognitivo en personas mayores.

Los beneficios del Omega 3 probados

Con todo, el pescado azul y otros alimentos son más que necesarios para llevar una dieta sana. Y en buena cantidad. El hecho de que reduzcan la presión arterial y los trigliceridos, que controlen las plaquetas y reanimen el sistema circulatorio lo convierte en un ingrediente indispensable contra afecciones de hipertrigliceridemia, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, aterosclerosis y arritmias.

En vitonica.com leemos cuáles son los pescados con más concentración de Omega 3:

  • Caballa
  • Arenque
  • Salmón
  • Caviar
  • Jurel
  • Sardina
  • Atún

Y es muy necesario consumirlo, porque es una sustancia que nuestro organismo no puede generar por sí mismo. Desde Mariscos Apolo recomendamos enriquecer nuestra dieta con los beneficios del Omega 3.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *