pescado congelado

Rodajas de Merluza 1x Apolo.

El pescado representa uno de los pilares de la dieta Mediterránea, muy valorada por su capacidad a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares. Ante sus beneficios, se recomienda consumir los frutos del mar de dos a tres veces por semana. De ahí la necesidad de conservar sus propiedades nutricionales. Dadas las particularidades de la captura y producción del pescado, sujeto a la estacionalidad, una de las mejores fórmulas para conseguirlo es la congelación. Muchos consumidores se preguntan la incidencia de este proceso en el producto. ¿Se pierden cualidades en el camino? La respuesta no solo es negativa. El pescado congelado lleva aparejadas ventajas y propiedades, con lo que su consumo está más que recomendado entre los expertos. Es más, sus beneficios trascienden sus saludables valores nutricionales.

National Geografic ahonda en que su ingesta redunda en un menor impacto medioambiental, disminuye los residuos durante su procesamiento, permite obtener los mejores frutos del mar durante todo el año y usar solo la cantidad necesaria, al tiempo que mejora la seguridad de los pescadores.

Según la prestigiosa revista de viajes, el hecho de que el producto no tenga que llegar cuanto antes a su destino, como en el caso de los frescos, evita la necesidad de transportarlo en avión lo que reduce su impacto en el medio ambiente. Al eliminar de la ecuación la urgencia a la hora de entregar el género “mantiene a los pescadores más seguros”, ya que pueden elegir pescar en las mejores condiciones y disponen de más tiempo para trasladar las capturas al puerto. Paralelamente, al congelar el pescado en alta mar pueden optar por el uso de productos económicos y se disminuyen los residuos del procesamiento.

El pescado congelado permite además al consumidor usar la cantidad necesaria, señala National Geographic, que hace hincapié en que el sabor y los valores nutritivos del pescado no solo no se pierden, sino que “se mantienen desde el momento de su congelación. De este modo se puede consumir pescado y marisco en cualquier época del año”.

pescado congelado

Ventresca / colas de bacalao Apolo.

Al respecto Eroski Consumer apunta que la congelación rápida garantiza “el mantenimiento nutricional y sensorial del pescado congelado”. De hecho, siempre y cuando no se rompa la cadena del frío, el pescado congelado conserva intactas sus vitaminas, minerales y proteínas, como los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, que reducen las enfermedades cardiovasculares, disminuyen el riesgo de trombos y el denominado colesterol malo, entre otros beneficios.

La congelación impide, además, la proliferación de bacterias o la contaminación por anisakis, un parásito que aparece en el pescado y que puede afectar a los humanos con su consumo. Los anisakis no sobreviven a la congelación, de ahí la obligatoriedad de congelar el pescado antes de cocinarlo en restaurantes, señala Antonio López Farré, doctor en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid.

¿Por qué gusta a los consumidores el pescado congelado?

Según el informe sobre la compra de productos del mar congelados, elaborado por el Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos (FROM) el pescado congelado se consume prácticamente una vez a la semana. ¿Los motivos para elegirlo? Uno de cada cuatro consumidores lo considera un alimento saludable, mientras que el resto lo compra porque les gusta, facilita la preparación de comida rápidamente y sirve de base para elaborar otros platos.

pescado congelado

Sopa de pescado y mariscos. Vía Con mis hijos

Entre los beneficios del pescado congelado, además del mantenimiento de un alto valor nutricional, Eroski Consumer destaca su larga vida útil, su menor precio, la extensa gama de pescados disponibles en el mercado y su presentación para todos los gustos (filetes, lomos, troncos, colas, etc.)

En Mariscos Apolo disponemos de una amplia selección de pescados congelados para mayoristas, como pez espada, importado de caladeros mundialmente conocidos en cajas de 5 kilos, pescadilla selecta, un pescado blanco también conocido como merluza europea, pescada o pijota en cajas de seis kilos; merluza, en rodajas o filetes; ventresca/colas de bacalao, acedías y lenguado negro, ambos en bolsas de 800 gramos, además de un largo etcétera.

comprar pez espada

Pez espada congelado

Para su congelación en nuestras modernas instalaciones empleamos técnicas de última generación en la industria, a lo que sumamos un estricto control en la cadena del frío para garantizar la conservación de sus propiedades nutricionales intactas. Todo para que el pescado congelado mantenga sus ventajas y propiedades.

pescado congelado

Sala de elaboración del producto de Mariscos Apolo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *