Sustituir la carne roja por pescado evita enfermedades