Saber algunos trucos es fundamental para disfrutar de la máxima calidad del pescado. Además, el proceso de congelación de la comida es relativamente moderno. Esto hace que la cultura sobre cómo cocinar tratar congelados sea algo escasa. En casa aprendemos lo básico, conceptos que tienen que ver con la salud (como la de no romper la cadena del frío, por ejemplo). Hoy queremos ir más allá para contarte trucos para cocinar pescado congelado y que conserve su sabor y textura originales.

1 El agua, elemental

Antes de manipular el pescado lo mejor es lavar la pieza. Por supuesto, lo primero al entrar en la cocina es lavarte las manos. Cuando lo hayas hecho lavar el pescado en agua fría te ayudará a que la pieza pierda la cristalización que se debe al hielo. No lo hagas con agua caliente. El agua caliente puede promover la proliferación de bacterias en los alimentos, con agua fría bastará.

2 Papel para ayudar

De la misma manera que hacemos con los alimentos muy fritos, secar la pieza de pescado lavada en una servilleta nos ayudará. En este caso se deshará de los cristales de hielo restantes y ayudará a restará humedad a las escamas/piel del pescado.

Trucos para cocinar pescado congelado3 Usa también el metal

Usa más papel, esta vez papel de aluminio si quieres cocinar una pieza de pescado gruesa. A veces cocinar pescado congelado puede ser más lento. Si quieres cocinar una pieza gruesa de pescado congelado y evitar que el exterior se queme.

Envuelve la pieza en papel de aluminio y échala al fuego sin miedo. Al evitar el contacto directo entre el pescado y la sartén conseguimos homogeneizar el calor para todo el pescado. De hecho, si consigues cerrar bien el pescado en el papel de aluminio el efecto será aun mejor. El vapor propio del agua residual de la congelación ayudará a repartir el calor por todo el pescado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *