comprar cigala

Vía © Hans Hillewaert

La cigala se encuentra entre los crustáceos decápodos más apreciados por el suave y exquisito sabor de su carne. Esta delicia representa un claro ejemplo de que no todo lo que está bueno engorda, dadas sus escasas calorías. De hecho en este aspecto ostenta el podio de los mariscos, que se caracterizan por su bajo contenido calórico. Se trata de un alimento bajo en grasas y rico en proteínas, lo que lo convierte en un producto saludable y apto para dietas. Eso sí, en personas con un elevado ácido úrico se recomienda un consumo moderado.

Mide de 15 a 25 centímetros y, al igual que el bogavante, la langosta, los langostinos y las gambas, posee un cuerpo alargado. Tiene 10 patas y un duro caparazón de color entre rosáceo y anaranjado con un matiz más rojizo en sus hendiduras. Entre las peculiaridades físicas de este marisco destacan sus dos largas y espinosas pinzas delanteras, característica que lo hace inconfundible. Pero, sin duda alguna, lo más notable de este fruto del mar es su carne de elegante y delicado sabor. De este marisco son especialmente apreciadas las colas, por lo que suelen comercializarse también de forma independiente.

Propiedades nutricionales de la cigala

Las cigalas son ricas en proteínas, bajas en calorías y contienen un ínfimo porcentaje de grasas, lo que las hace compatibles con las dietas para perder peso, como comentamos previamente. Entre sus vitaminas abundan las del tipo B (B3, B5 y principalmente B12), beneficiosas para el metabolismo,  para el crecimiento, el sistema nervioso y defensivo, así como para la asimilación de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Contienen además minerales esenciales como potasio, fósforo, magnesio y yodo, beneficiosos para los huesos, el sistema digestivo, la relajación muscular o la prevención del bocio.

¿Donde habita y cuando es su temporada de pesca?

Las cigalas habitan en aguas del Mediterráneo, en el Océano Atlántico y en las costas de África. Su temporada de pesca se prolonga durante todos los meses del año.

Comprar cigalas congeladas

Las cigalas se pueden comprar frescas o congeladas. En Apolo se comercializan cigalas congeladas, tanto cocidas como crudas. Los formatos disponibles para su venta al por mayor son los siguientes:

comprar cigalas

Caja de Cigalas Serie Oro.

Sabías que: 10 curiosidades sobre la cigala

1. Las cigalas tardan dos años en llegar a la edad adulta y maduran sexualmente cuando alcanzan los 8 centímetros (entre los 4-5 años).

2. La hembra desova cada dos años alrededor de 4.000 huevos, pero la fecundación no se produce con el apareamiento. La hembra transporta durante un tiempo los espermas cerca de la cavidad donde se produce la puesta de huevos. Una vez salen, se fecundan.

3. Los huevos de la cigala, inicialmente verdes, se tornan de rojo posteriormente. Normalmente cuelgan de la zona inferior del cuerpo de la hembra que los oxigena con el movimiento de sus patas, donde los mantiene durante nueve meses. Pasado este período se transforman en larvas que sufren una posterior metamorfosis hasta alcanzar de 10 a 12 milímetros. Es entonces cuando empieza su vida fijada al fondo marino.

4. Prefiere los fondos de arenas finas.

5. Habita profundidades de hasta 800 metros.

6. Solo salen a alimentarse coincidiendo con el amanecer y el anochecer.

7. Suelen ocultarse en largas galerías excavadas por ellas mismas con más de una salida para escapar de posibles depredadores.

8. Vive en solitario.

9. Es omnívora y se alimenta tanto de gusanos como de otros peces, además de otros crustáceos y moluscos.

10. Soportan muy poco tiempo fuera del agua, de ahí que sea muy difícil encontrarlas vivas en los puntos de venta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *