¿Estás pensando en celebrar Halloween con los más pequeños de la casa? Pues no dejes de sorprenderles con unas exquisitas recetas a base de pescado y marisco congelado. Sí, porque en estas fechas, no todo son dulces y chucherías. Te proponemos unos platos sanos para contentar y cuidar a toda la familia. Toma nota:

Calabazas de pescado y gambas

Recetas para Halloween Croquetas de Halloween

Fuente: PequeRecetas

Si quieres preparar una cena de miedo sin descontrolar tu bolsillo ni pasar largas horas en la cocina, puedes recurrir a unas deliciosas albóndigas de pescado congelado -por ejemplo, de atún, bacalao o merluza-. Con un poco de imaginación, podrás transformarlas en unas auténticas calabazas de Halloween. Para ello, ten a mano kikos, aceitunas negras sin hueso y queso en crema.

En primer lugar, deberemos preparar la masa de nuestras albóndigas con el pescado congelado que hayamos elegido, sal, perejil, huevo y pan rallado. Podemos darle un toque original añadiendo a esta mezcla gambas. Las pasamos por harina y freímos. A continuación, machacamos los kikos concienzudamente y les añadimos tomate frito; no demasiado, simplemente es para que adquieran el color naranja de las calabazas. Finalmente, rebozamos las albóndigas por esta mezcla. El toque final se lo daremos incluyendo unos terroríficos ojos y bocas recortando las aceitunas negras. Las pegamos con queso de untar a las albóndigas y listo.

Dedos terroríficos de pescado

O, si lo prefieres, puedes preparar unos sorprendentes palitos de pescado que adoptarán forma de dedos monstruosos. Para esta segunda opción, los ingredientes son similares a los de la receta anterior. Por lo tanto, puedes aprovechar si te sobran para preparar un dos en uno. Apunta. Como siempre, deberás tener a mano pescado congelado (merluza o rosada), queso en crema, sal, pan rallado, huevo, aceite de oliva, harina y aceitunas negras sin hueso (o en su caso, pipas de calabaza o almendras para hacer las uñas).

Comenzamos haciendo la masa. Batimos bien el pescado desmenuzado, los huevos, el aceite, la sal y el queso en crema en un bol. Dejamos reposar durante una hora en el frigorífico para que la masa tome consistencia. Tras ese periodo, hacemos la forma de los dedos y rebozamos por huevo, harina y pan rallado. Freímos a fuego medio-alto y decoramos con las uñas que hayamos elegido.

Toma nota de estas recetas a base de pescado y marisco congelado y prepárate para ser un gran anfitrión en la noche más terrorífica del año.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *