Si alguna vez te has preguntado si existe alguna diferencia entre choco y sepia, aquí tienes tu respuesta. Hoy hablamos sobre estos dos cefalópodos que, si bien la mayoría de las veces consideramos diferentes, en realidad poseen las mismas cualidades.

Normalmente, a los ejemplares más pequeños se les identifican con el nombre de choco, mientras que a los de mayor dimensión se les denomina sepia. También depende de la zona geográfica; así, en algunas partes de Andalucía (como Sevilla) se le conoce como choco, y en otras regiones, como Cantabria, recibe el nombre de jibia. Pero en la práctica, estas tres denominaciones responden al mismo molusco; por lo tanto, jibia, choco y sepia son lo mismo.

Diferencias entre choco y sepia y jibia

La sepia: un molusco audaz e inteligente

La sepia, de la que se cree que existen más de 100 especies, habita en zonas poco profundas del océano. Se alimenta de otros pequeños moluscos gracias a su peculiar pico, con el que tritura la comida y se defiende de sus enemigos. No obstante, pueden camuflarse a la perfección cuando el peligro acecha. Y es que las sepias, que poseen una longitud de entre 30 y 40 centímetros y tienen una pequeña concha en la zona dorsal (denominada jibia) en forma de cuchara, imitan fácilmente el fondo. Cambian de apariencia (forma y color) en cuestión de segundos, emplean la luminotecnia y, en otras ocasiones, hacen creer a sus predadores que tienen dos ojos en la espalda.

Disfruta de exquisitas recetas de choco o sepia congelada

Desde el punto de vista nutricional, el choco –recordemos que el choco y la sepia son lo mismo– es una importante fuente de proteínas y minerales (calcio, sodio, hierro). Además, es bajo en grasas (100 gramos nos aportan solo 75,30 kilocalorías) y se adapta perfectamente a cualquier tipo de dieta saludable.

Debido a su alto contenido en vitamina A, B y E (antioxidante) es ideal para mejorar el sistema inmunológico y reforzar el sistema nervioso y el corazón. Por lo tanto, te recomendamos saborear este exquisito cefalópodo tanto en guisos -arroz negro con sepia- como a la plancha con vinagreta de tomate o salsa verde. Y recuerda, si no te quieres perder una de las carnes más codiciadas en la cocina, consume sepia congelada. Podrás conservarla entre 6 y 12 meses a una temperatura de -18 a -20 grados. De este modo, dispondrás de este manjar marino siempre que lo desees, con la misma suavidad, propiedades y con todo el sabor del mar.


8 Respuestas a “Diferencias entre pescados: choco y sepia”

  1. antonio

    Que una empresa andaluza, ponga como referencia Sevilla para ubicar la denominación de choco a la sepia, en vez de nombrar a Huelva me parece una falta total de cultura. ¿Saben ustedes como se llaman los habitantes de Huelva? Onubenses, sí, pero también CHOQUEROS. El choco en Huelva es seña de identidad, señores un poco más de rigor.

    Responder
    • Atención al Usuario Mariscos Apolo

      ¡Buenos días Antonio! Gracias por su comentario. Lamentamos haberle molestado al no incluir Huelva como un lugar donde a la sepia se le denomina choco. Nombrar Sevilla fue un solo ejemplo, sin intención ninguna de menospreciar a las demás. Somos andaluces y amantes de cada rincón de nuestra tierra.

      Responder
  2. antonio

    Gracias por vuestra respuesta, pero no puede haber otro ejemplo mejor que Huelva para dar a conocer la denominación de choco. Imagínense que pongo un ejemplo del uso de la palabra tan granadina “polla” y sus expresiones en Andalucía y se me ocurre decir que se usa mucho en…Sevilla.

    Responder
  3. Antonio L

    Suena a envidia a Sevilla… ke si sevilla no tiene ni mar… ke si por qué ponen sevilla como referente… bhuaa!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *