congelados apolo

Preparados Apolo.

Los preparados de Apolo estrenan packaging. Sus tres actuales gamas de productos –preparados del mar, preparados al plato y paellas– reinventan el diseño de sus envases para subrayar su personalidad y calidad respecto a otros productos del mar en los lineales de los supermercados. Con esta innovadora imagen, la compañía granadina, líder de Andalucía en el sector del congelado, resalta la singularidad de sus preparados, que contienen combinados de pescado y marisco procedente de los mejores caladeros del mundo.

Consciente de la importancia del packaging como principal vehículo de comunicación con el consumidor, Congelados Apolo da un paso al frente con el lanzamiento de nuevos y atractivos envases que unen a la funcionalidad propia del embolsado como elemento de protección y almacenamiento del producto, el necesario impacto visual para evitar que pase desapercibido, subrayando así la calidad de origen que identifica la marca.

El nuevo empaquetado apuesta por elementos gráficos para definir cada línea: un bucólico faro para el surtido de preparados del mar (sopas de mariscos, frituras de pescado y marisco, preparado de marisco especial para niños…), la ilustración de una paella en la que se realzan algunos de sus ingredientes, para los preparados de paella (marinera, de verduras, selecta, serie oro…), y un reloj, en el caso de los preparados al plato (ensaladas de cangrejo, salpicones de pulpo auténtico, cócteles de pulpo…), focalizando así el escaso tiempo que se necesita para su preparación: una vez descongelados, con solo aliñarlos están listos para servir. Estos nuevos elementos gráficos refuerzan el atractivo del producto al fusionarse con una gran ventana central transparente de forma diferenciada para cada surtido -ovalada, cuadrada y redonda- que permite contemplar el contenido. De esta forma, el consumidor final cuenta con dos elementos visuales para distinguir la gama en cuestión.

Con idea de que el público no pierda sus referentes visuales, se ha abogado por conservar los colores rojo y azul que históricamente identifican los preparados al plato y los preparados del mar de Apolo, respectivamente. Se mantiene, asimismo, el paño de cuadros y el de figuras geométricas con forma de escama, en uno y otro caso para evitar la ruptura visual respecto a los anteriores envases. Ambas gamas aprovechan así su dilatado bagaje en las secciones de congelados de los supermercados. Con estos motivos, el nuevo diseño adopta además un toque retro muy en boga, con el que se hace un guiño a la tradición de una empresa que, desde su fundación, ha apostado por la innovación y tecnología puntera sin olvidar el mimo de lo hecho en casa, donde el cuidado de cada detalle cuenta.

congelados apolo

Nuevo diseño de la gama de preparados Apolo.

Para la línea de paellas, que deja de pertenecer a los preparados del mar y se emancipa con gama propia además de nuevas variedades, se ha buscado una estética rompedora respecto a la anterior, aunque con elementos visuales en congruencia con la estética de los preparados. El surtido de paellas desplaza a los preparados del campo, que la empresa ha aparcado para centrarse en las variedades del mar.

En los tres nuevos embolsados, disponibles en formatos de un kilo y 500 gramos, el blanco se utiliza como vehículo para acentuar el protagonismo del producto, completamente visible al consumidor a través de su ventana delantera transparente.

Este nuevo discurso gráfico ahonda en la diferenciación de los preparados y en la de la propia marca Apolo “reforzando su identidad”, explica Ramón Soler García, director creativo de RSC Studio. La compañía lojeña ha confiado a este estudio, reconocido a nivel internacional y con el que lleva más de 15 años, el nuevo diseño de su packaging.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *