¿Cabía alguna duda? En realidad es un alimento que podemos (y casi debemos) consumir durante todo el año. Sean helados para hostelería o para consumo casero, conviene tenerlos a mano. En las ofertas de productos congelados que tenemos disponibles este mes de agosto en las tiendas Apolo (para mayoristas, el precio es distinto) y que podéis ver a continuación, tenemos las barritas de caramelo de Cristallo y los Tornado Cristallo, además de la barra de tres gustos de Helados Casty. A esto se añaden otras tantas ofertas en langostino crudo, calamar limpio congelado, rodajas de merluza congelada, etc.

ofertas de productos congelados Apolo agosto

(Click en la imagen para ampliar)

De la marca de helados Casty ya os hablamos en otro post, así que sobran las presentaciones. Tienen más de 30 años de experiencia y vienen de Talavera de la Reina, y no paran de crecer en sus ventas y exportaciones. Parte de su secreto viene de su maquinaria, de la más avanzada del mercado, y por la calidad de sus ingredientes. Podéis ver cómo es la fábrica y la cantidad de helados que fabrican en este video:

10 razones para tomar helado

1. Porque en verano hace calor, y necesitamos hidratarnos y refrescarnos, y es la forma más sabrosa de hacerlo. Los polos o sorbetes están hechos principalmente con agua, por lo que hidratan especialmente. Los helados lácteos, además, son más nutritivos.
2. No engordan tanto como pensamos. Repetimos: no engordan tanto como pensamos. Y lo dice un estudio de la Universidad de Harvard: Los helados ayudan a adelgazar. También fortalece los huesos, regula la tensión, suaviza los dolores menstruales, previene las piedras en el riñón y vigoriza el sistema inmunológico. ¡Nada menos!
3. Si son artesanales, son buenos para los diabéticos, porque son bajos en grasa y se retrasa la absorción del azúcar en el organismo.
4. Quitan estrés. Habréis visto miles de escenas en series y en películas en las que un personaje con ansiedad se entrega por completo a una tarrina de helado para desahogarse. Al contener ingredientes como el chocolate o azúcares, generan endorfinas. De ahí a pegarse un atracón de helado ya hay una diferencia, claro…

helados para el estrés

Escena de ‘Cómo conocí a vuestra madre’.

5. Tienen calcio. Su relación con el calcio -en aquellos elaborados con leche o derivados lácteos- está clara, porque su consumo puede ser una alternativa a la leche o los batidos. Buenos para los huesos, por tanto.
6. Son la merienda ideal, porque además contienen vitamina B2 y proteínas.
7. ¡En España hay que consumir más! Ahora mismo estamos por los seis litros anuales por habitante, que es bastante menos que en Estados Unidos, donde van por los 23 litros anuales per cápita (allí se pasan un poco).
8. Y se pueden consumir en invierno sin problema. Según el estudio citado de Harvard, no dañan la garganta y ayuda a cicactrizar y reducir inflamaciones en las amígdalas.
helados para hostelería
9. Con helado hay menos enfado. Según la Universidad de Maryland, además de reducir el estrés nos quitan el mal humor, por la producción de serotonina. Esto tiene que ver también con el “apetito emocional”, es decir, por las preferencias que tenemos por unos u otros alimentos en función de nuestro estado de ánimo.
10. Porque son uno de los inventos más ricos que ha hecho la humanidad, y eso poca gente lo discute…
mariscosapolo.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *